27mayo

BIG DATA, el petróleo del siglo XXI

  • Posted By: admin
  • Tags: actualidad desarrollo tecnológico Internet
  • Comentarios: 0

Es un concepto que suena cada vez más, el big data. Término acuñado en 2008, se aplica al conjunto de datos que superan la capacidad del software habitual para ser capturados, gestionados y procesados en un tiempo razonable. Y son datos que se caracterizan por su elevado volumen, por la variedad de contenidos y soportes y por la velocidad de transmisión y respuesta.

Algunas consultoras tecnológicas han apuntado que el «tamaño» del universo digital se duplicará cada dos años hasta el 2020. Ello se traduce en un movimiento tal de información difícil de calibrar. Este movimiento se da entre personas a través de redes sociales, blogs… entre personas y máquinas (por el uso de dispositivos como la televisión digital y móvil, el comercio electrónico, el uso de tarjetas bancarias) y entre máquinas (dispositivos GPS, cámaras de vigilancia..).

¿Y qué ocurre con toda esta información que circula y que muchos empiezan a llamar «el petróleo del siglo XXI»? Es, sin duda, muy valiosa si se sabe tratar y analizar y es un cambio de enfoque en la forma de ver el mundo. De ella pueden extraerse estadísticas sobre hábitos de consumo, desde productos y marcas a horarios de consumo, gustos, presupuestos, perfiles profesionales de consumo, sexo, lugares y medios de pago. Gigantes de Internet como Google, Yahoo o Amazon, que trabajan con ingentes cantidades de datos, ya empiezan a sacarle partido y hacen estudios de los mismos que les ayudan a tomar decisiones comerciales, pero también financieras, estratégicas y de competencia. En el caso de Amazon, una tercera parte de sus ventas son fruto de un sistema de recomendación y personalización basado en las búsquedas y rutinas de navegación del usuario. Y las recomendaciones proporcionan tres cuartas partes de su facturación al videoclub online más popular, Netflix.

También los comercios tradicionales están aprendiendo y gracias al análisis de las compras de los clientes saben las horas de más afluencia (importante a la hora de marcar turnos y horarios de los trabajadores) los productos más habituales de cada cliente (las tarjetas de fidelización son una fabulosa herramienta de conocimiento), el importe medio… así saben qué tipo de productos son más demandados cada día (y entonces hacen acopio y los colocan en lugares bien visibles).

A los bancos, por poner otro ejemplo, el cruce de datos de sus clientes les permite componer perfiles de los clientes de riesgo, fundamental a la hora de conceder un crédito. A las empresas, conocer la máxima información que se mueve en torno a su negocio puede ser la base para el lanzamiento de campañas que pueden ir directamente a su público objetivo, reduciendo de este modo los riesgos y optimizando las inversiones.

Ya tenía razón George Orwell al hablar en su obra 1984 del ojo del Gran Hermano que todo lo vigila. Y, para lo bueno y para lo malo (se empiezan hacer predicciones de comportamiento, algo de dudosa ética, a partir del big data) ¡va a más!

Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies